Curiosidades del destino, la historia y la estadística se entrecruzan gracias al resultado del fin de semana en Barhéin.

Si ya de por sí es un privilegio contar con cuatro campeones mundiales en la misma temporada, resulta singular que los cuatro puntúen en la misma carrera, hecho que no sucedía desde el Gran Premio de Suráfrica de 1970, con la victoria de Jack Brabham, seguido de Denny Hulme, Jackie Stewart y con Graham Hill en sexta posición. En pista había otro campeón: John Surtees, pero no completó la carrera por problemas en su McLaren-Ford.

Además, el cambio de 2003 en la forma de puntuar favorece las posibilidades de que esta situación se produzca. En la década de los 50’s sólo los cinco primeros clasificados recibían puntos, mientras que de 1960 al 2002 eran los seis primeros los que se los repartían.

En el 2003 se elevó a ocho los beneficiarios de la clasificación, mientras que este año se ha elevado a diez los coches que puntúan. De cualquier manera, este último cambio no ha influido en esta estadística, ya que en este caso Jenson Button también hubiera conseguido puntos el año pasado terminando en séptimo lugar.

Pero no olvidemos que –repito– para que todo esto suceda, primero hay que a contar con cuatro campeones en pista, algo que no ocurría desde 1999 con Michael Schumacher, Damon Hill, Jacques Villeneuve y Mika Hakkinen. Aún así, Villeneuve corría con la por entonces debutante BAR y no consiguió puntos, además de que Schumi se fracturó la pierna a mediados de año. Al final los cuatro nunca ocuparon la zona de puntos en una misma carrera.

Este año, en cambio, apostaría a que veremos esta situación al menos dos veces más, y si sumamos a Vettel a la tómbola nos espera una gran temporada 2010.