LaiaSanz ComPrimeraEtapaAndalucia 21

Laia Sanz ha concluido con buenas sensaciones la primera etapa del Andalucía Rally. A los mandos de un Mini X-raid, la piloto de motos, que debuta en coches en esta prueba de la Copa del Mundo de Cross-Country, ha conseguido remontar posiciones desde el 30º puesto con el que empezaba la jornada hasta cruzar la meta en 10º lugar de T1, a 12 minutos y 12 segundos del vencedor, el catarí Nasser Al-Attiyah, y en el 17º absoluto.

Después de un resultado en la prólogo de ayer que ha retrasado su posición de salida para este jueves, Sanz y su copiloto Dani Oliveras han tenido que rodar en una polvareda buena parte de la especial. Eso ha provocado que, al igual que otros participantes, tuvieran que aminorar la marcha en varias ocasiones por la falta de visibilidad.

"Seguramente podríamos haber acabado más adelante, pero salíamos muy atrás por el problema de ayer con ‘speed limiter’ y nos ha tocado comer mucho polvo, lo que provoca que vayas perdiendo tiempo. Además, en un punto del recorrido nos hemos tenido que parar un minuto y algo, porque el camino estaba bloqueado debido a que estaban remolcando a un coche", explica.

No obstante, la de Corbera de Llobregat ha llegado al parque de asistencia de Villamartín (Cádiz) con una sonrisa en la cara que demuestra su buena adaptación a las cuatro ruedas: "Aunque no hemos podido hacer mucho con el polvo, ha sido un día muy positivo. Hemos conseguido adelantar a bastante gente en la especial y podemos estar muy contentos. Además, me entiendo muy bien con Dani (Oliveras) y no me está costando adaptarme".

Esta primera etapa debía constar de tres secciones cronometradas, pero por motivos de seguridad, la carrera se ha tenido que parar en el kilómetro 177 (del total de 219 previto). Finalmente, sólo se han podido disputar dos tramos en un terreno peliagudo para los coches y más propicio para los buggys ligeros tipo side-by-side.

"La especial era muy revirada y estrecha, con una gravilla que patina mucho. Era muy fácil salirse, volcar o arrancar una rueda, pero hemos pilotado con cuidado y hemos terminado con el coche intacto. Mañana ya tendremos una posición de salida más cómoda y creo que podremos disfrutar más", espera la piloto de KH-7.

Este viernes, segunda etapa, la más larga de la prueba con 451 kilómetros totales, 339 de ellos correspondientes a la especial cronometrada.