LaiaSanz ComSegundaEtapa DubaiBaja 21

Laia Sanz ha completado su debut en buggys con un prometedor cuarto puesto final en la categoría T4 de la Baja Dubái, segunda prueba puntuable para la Copa del Mundo FIA de Bajas Cross-Country.

Tras dejar momentáneamente aparcada su GasGas para ponerse a los mandos de un buggy Can-Am Maverick X3 del equipo South Racing, la pluricampeona española ha cuajado una gran actuación y este sábado, ha sido segunda en la segunda y definitiva etapa, de 194 kilómetros cronometrados.

Al igual que ayer, Sanz ha vuelto a protagonizar un buen inicio y pronto se ha visto luchando por la victoria junto a su copiloto para la ocasión Lucas Cruz, después de remontar varias posiciones. Pero una inoportuna rotura de la correa del variador de su side-by-side les ha hecho perder fuelle y les ha obligado a parar para substituirla. Aunque ahí se han escapado parte de sus opciones de victoria, han conseguido llegar hasta el final, a 13 minutos y 23 segundos del vencedor del día, el saudí Saleh Alsaif.

"Lástima que ayer estuvimos mucho tiempo parados, pero hoy ha ido mucho mejor. Hemos roto la correa en el kilómetro 62 y hemos perdido unos 6 o 7 minutos al cambiarla, pero el ritmo ha sido muy bueno y hemos conseguido un buen resultado. Me voy con muy buenas sensaciones", comenta la barcelonesa.

Para Laia Sanz, su estreno sobre las cuatro ruedas en una prueba offroad ha sido más que satisfactorio y le ha servido de preparación para su próximo debut: el 3 y 4 de abril en el campeonato eléctrico Extreme E con el equipo ACCIONA | Sainz XE Team, donde compartirá volante con Carlos Sainz.

"Ha sido una experiencia muy positiva. ¡Estoy muy contenta! Hemos cumplido el objetivo que era entrenar, hacer kilómetros, cómo pilotar en dunas y aprender a escuchar al copiloto, algo nuevo para mí. Agradezco a Lucas su gran trabajo", concluye.