MonteCarloHistorico 20

La edición número 23 del rallye de Monte-Carlo Histórico deparó un espectacular resultado conjunto para la numerosa participación española en la prueba.

Los equipos formados por Rafael Fernández-Julen Martínez y Juan Carlos Zorrilla-Marcos Gutiérrez escoltaron en el podio de la general a los vencedores absolutos del rallye, el danés Henrik Bjerregaard y el checo Jaromir Svec. Además, Fernández-Martínez impusieron su Lancia Fulvia en la categoría III, clasificación que terminó con doblete español ya que justo a continuación terminaron el actual campeón del CERVH en el apartado pre90 de velocidad, Antonio Sainz, y su copiloto, Secundino Suárez, que compitieron a bordo de un Porsche 912.

También hubo podios españoles en la categoría IV, de la que Zorrilla-Martínez fueron segundos con su VW GTi, en la I, con el segundo puesto del SEAT 1400E de 'Mia' Bardolet y Eloi Alsina, y en la clasificación por equipos, cuya segunda posición terminó en poder de la escudería Madrid Clásicos.

El rallye partió el miércoles 29 de enero con las salidas para realizar el recorrido de concentración desde Atenas y Glasgow, a las que siguieron el viernes las que tuvieron como punto de partida Bad Hombourg, Milán, Barcelona, Reims y Monte-Carlo. De estas siete ciudades partieron los más de trescientos equipos inscritos este año en el rallye, repartidos en cuatro categorías, en función de la antiguedad de sus vehículos, y compitiendo en tres medias de velocidad de modo que cualquiera de ellos tuviera opción a luchar por el triunfo absoluto. Todos se encontraron a primera hora del sábado 1 de febrero en Buis-les-Baronnies para tomar parte en las dos primeras pruebas especiales de regularidad de la competición, los tramos de 'Montauban Sur l'Oouvèze-Saint André des Rosans' y 'La Motte Chalançon-Saint Nazaire Le Desert'. Sin nieve sobre el asfalto pero con lluvia en el primero y algo de niebla en el segundo, las condiciones no eran las típicamente invernales del Monte-Carlo pero no por ello dejaban de ser complicadas dada la dificultad del trazado y la adherencia variable del asfalto.

Los mejores registros se los repartían dos equipos incluidos en la categoría I, la que agrupa a los vehículos más veteranos (anteriores a 1961). En el primer tramo terminaba en cabeza el Jaguar XK150 coupé del lituano Raisys y el letón Zakmans, mientras que en el segundo los mejores eran el suizo Bonnet y la rusa Solomatina, con un Alfa Romeo Giulietta TI, empatados con el también suizo Jean-Luc George y el veterano y experimentado copiloto francés Michel Perin, con un Ford Escort RS2000 MKII de la categoría IV. En el cómputo total de las dos especiales el liderato era para Raisys y Zakmans (primeros también de la categoría I) por delante de los germanos Hofmann-Weinand (líderes de la categoría II con su Alfa Romeo Giulia) y de los suizos Daniel Perfetti y Ronnie Kessel (que ocupaban la primera posición de la categoría IV con un Lancia Stratos). En la categoría III los mejor clasificados al scratch, séptimos, eran los franceses Stephane Vouillon y David Sieur con un Porsche 911S.

El primer equipo español en la tabla era el compuesto por Rafael Fernández y Julen Martínez, duodécimos absolutos y segundos de la categoría III con el Lancia Fulvia. De todas formas, las diferencias eran todavía mínimas después de lo que apenas había sido una primera toma de contacto para todos los equipos antes de las largas jornadas de competición previstas para los siguientes días.

El sábado 4 de febrero tenía lugar la etapa de clasificación, con salida desde Valence y cuatro especiales en su programa. Dos se disputaban por la mañana, empezando en 'La Croze-Antraigues sur Volane', tras la que no podía faltar la tradicional parada en el popular restaurante de 'La Remise', y siguiendo con la legendaria y siempre temible 'Buezet-Lachamp Raphael', que este año ofrecía zonas inéditas. Tras la pausa del mediodía en la plaza del mercado de Saint Agréve, el recorrido se completaba con el bucle formado por los tramos de 'Saint Bonnet le Froid' y 'Saint Pierre sur Doux-Col du Buison' antes de retornar de nuevo al punto de partida en Valence.

La nieve seguía ausente y, aunque volvía a caer algo de lluvia para empezar la mañana, el asfalto acababa estaba seco en la mayor parte del recorrido. El primer scratch del día era para los españoles Zorrilla y Gutiérrez con su VW Golf, que se alzaban hasta la primera posición provisional de la general absoluta además de liderar la clasificación de la categoría IV. En la segunda especial se imponía el ingeniero y ex-piloto y copiloto oficial de Porsche en el mundial de rallyes, Roland Kussmaul, haciendo equipo con el griego Peter Livanos en un 911 de la marca alemana incluido en la categoría II. Ambos pasaban a ocupar el primer puesto de la general, posición que les arrebataban en el siguiente tramo el danés Bjerregaard y el checo Svec con su Ford Escort de la categoría IV.

Bjerregaard y Svec mantenían el liderato en el último tramo de la tarde para llegar al final de la etapa al frente de la tabla y ocupando además la primera posición en la categoría IV. En ambas clasificaciones, el segundo puesto era para dos compatriotas del piloto del equipo líder, los daneses Hindsgaul y Pagh con un FIAT 128. Tras ellos ocupaban la tercera posición absoluta y de la categoría IV los españoles Zorrilla y Gutiérrez con VW Golf. En la categoría I había liderato español gracias a 'Mía' Bardolet y Eloi Alsina a bordo del recién restaurado 1400B del equipo SEAT Históricos, mientras que en la II el primer puesto lo ocupaba el Mini Cooper S de los franceses Ludovic Bincaz y Frédéric Payan y en la III lo compartían otros dos equipos franceses, los formados por Lionel Garnier y Bertrand Triffault, con un Porsche 912, y por Jean-Pierre Coppola y Christian Boulanger con un Alpine A110. A sólo 10 puntos de las dos formaciones galas, el tercer lugar de la categoría III era para los españoles Rafael Fernández y Julen Martínez con su Lancia Fulvia.

El lunes y el martes se celebraba la larga etapa común, formada por siete especiales repartidas a lo largo de las dos jornadas. En la primera, celebrada con sol y cielo despejado, los cuatro tramos registraron vencedores diferentes, con triunfo español en el tercero de ellos, en el que Antonio Sainz y 'Cuni' Suárez fueron uno de los doce equipos que lograron completar sin un sólo punto de penalización los 16 kilómetros de 'Saint Michel en Beaumont-Corps'. Al final del día, de nuevo con retorno de los equipos a Valence, no había cambios en las tres primeras posiciones de la general absoluta y la categoría IV, que seguían ocupando Bjerregaard-Svec por delante de Hindsgaul-Pagh y de Zorrilla-Gutiérrez. También mantenían el liderato Bardolet-Alsina en la categoría I y Bincaz-Payan en la II, mientras que en la III el primer lugar había pasado a poder de los españoles Fernández y Martínez, que ocupaban además la novena posición de la general, siendo el primer equipo en la misma que no pertenecía a la categoría IV.

La segunda mitad de la etapa común arrancaba temprano el martes y se caracterizaba también por el buen tiempo, con temperaturas que acababan siendo inusualmente altas para la época invernal. Las tres especiales registraban tres ganadores distintos, siendo la segunda del dia y duodécima del rallye, la de 'Breziers-Selonnet', para los españoles Rafael Fernández y Julen Martínez con su Lancia Fulvia. En la general, el danés Bjerregaard y el checo Svec conservaban el liderato con su Ford Escort de la categoría IV, pasando a ser el segundo puesto en ambas clasificaciones para los españoles Zorrilla y Gutiérrez con su Golf. Otro equipo español, el formado por Álvaro Ochagavias y Manuel Macho, había ascendido hasta la cuarta posición absoluta con su Porsche, y justo a continuación, quintos de la general y primeros de la categoría III, se encontraban Fernández y Martínez con el Lancia. El liderato de la categoría I continuaba en poder de Bardolet y Alsina con el SEAT 1400B y tampoco se registraban cambios al frente de la II, dominada con enorme claridad por Bincaz-Payan y su Mini.

La clásica noche del Turini cerraba un año más el rallye con las especiales de 'Col de Braus - Lantosque' y 'La Bollèn-Vèsubie-Sospel' como últimos obstáculos a superar antes de llegar el miércoles por la mañana a la meta final en el puerto de Mónaco. Un desprendimiento de tierra obligaba a modificar parte del trazado pero no impedía el desarrollo de la competición.

Pese a cometer un error en la penúltima especial, el danés afincado en Mónaco, Henrik Bjerregaard, y su copiloto, el checo Jaromir Svec, lograban llegar a la meta en la primera posición que habían alcanzado tres días antes, obteniendo finalmente tanto el triunfo absoluto como el correspondiente a la categoría IV con su Ford Escort RS2000 MKII. A sólo 23" concluían, después de protagonizar un magnífico rallye en constante remontada, los españoles Rafael Fernández Cosín y Julen Martínez Huarte, que se imponían en la categoría III con su Lancia Fulvia HF. El podio de la general scratch lo completaba otro equipo español, el compuesto por Juan Carlos Zorrilla y Marcos Gutiérrez, que eran además segundos en la categoría IV con su Volkswagen Golf tras resistir el ataque en la noche final de todo un ganador de rallyes del mundial, el francés Bruno Saby, que concluía cuarto al volante de un R5 Alpine junto a su copiloto Christophe Marques.

El tercer equipo español en la general scratch era el formado por Álvaro Ochagavias y Manuel Macho, que cedían algunas posiciones durante la última noche pero lograban terminar en el octavo puesto absoluto con su Porsche. Justo tras ellos se clasificaban el lituano Raisys y el letón Zakmans, que acababan imponiendo su potente Jaguar MK150 en la categoría I por delante del SEAT 1400B de 'Mia' Bardolet y Eloi Alsina, decimosextos de la general y segundos entre los competidores con vehículos anteriores al año 1961. Cuatro puestos por delante de ellos en la tabla absoluta, y segundos en la clasificación de la categoría III, terminaban Antonio Saínz y 'Cuni' Suárez. El piloto madrileño y su copiloto asturiano añadían con el Porsche 912 otro podio más a la excelente cosecha de la representación española, que se completaba con la segunda posición en el apartado de equipos para la escuadra de Madrid Clásicos, de la que formaron parte junto a Fernández-Martínez, Zorrilla-Gutiérrez, Ochagavias-Macho y López-Júdez.

Por lo que respecta a la categoría II, la etapa final no supuso cambio alguno dada la amplia ventaja acumulada durante las jornadas anteriores por los franceses Lodovic Bincaz y Frédéric Payan, que se impusieron de forma clara con su Mini.

En total, doscientos cincuenta equipos lograron clasificarse de los trescientos tres que tomaron la salida. Además de los pilotos y copilotos españoles ya mencionados, consiguieron concluir el rallye Enrique Trillo y Carles Jiménez (trigésimo terceros de la general y vigésimos de la categoría IV con el 1430-1600 de SEAT Históricos), David Nogareda y Sergi Giralt (trigésimo cuartos scratch y novenos de la categoría III con su Porsche 911S 2.0), Álvaro y Juan Rollán (puesto 44º absoluto - 11º categoría III), Luis López-Enrique Júdez (53º absoluto - 32º categoría IV - VW Golf), los Sagi, Víctor y Víctor Junior (68º absoluto - 17º categoría III - Porsche 911), Iván Vicario y Jesús Bonilla (91º absoluto - 54º categoría IV - SEAT 127), Eduard y Alexandre Falgas (127º absoluto - 81º categoría IV - SEAT 127), Luis Góngora copilotando al andorrano Antonio Arderiú (134º absoluto - 86º categoría IV - Autobianchi A112), Javier Burillo y Concha Velázquez (159º absoluto - categoría IV - 101º VW Golf), Nicolás Rosado copilotando al monegasco Thierry Rosado (176º absoluto - categoría IV - 112º R12 Gordini), mientras que los Martínez Díaz tuvieron que abandonar por avería mecánica en su Citroen 2CV.