Cris Dakar 20 30

Cristina Gutiérrez y Pablo Huete llevaron su Mitsubishi Eclipse Cross a la meta de la penúltima etapa, dos días después de dejar la asistencia de Haradh y tras visitar el famoso "Empty Quarter" saudí en la mitad de la etapa maratón.

La fiabilidad del Mitsubishi hizo que ni Cristina Gutiérrez ni Pablo Huete tuvieran demasiado trabajo en la mitad de la jornada maratón, en Shubaytah, lo que posibilitó su descanso de cara a la disputa de la segunda mitad de dicha etapa, que se ha desarrollado en la jornada de hoy. 

Tras unos 80 primeros kilómetros atravesando el mar de las famosas dunas rojas del desierto de Rub Al-Jali, el trazado se abría y se suavizaba algo más, siempre sobre la arena bajo la que se ocultan algunas de las acumulaciones de petróleo más grandes del mundo. Cristina Gutiérrez ha conseguido concluir la especial en el puesto 33º y 7ª de la categoría 4x4 diesel mejorados, lo que supone que sube un puesto en la general, donde ahora es 42ª absoluta y 7ª de su clase.

Cristina Gutiérrez: "Ha sido una etapa de dunas bastante complicada. Por suerte, la mayoría del suelo estaba mojado y eso ha facilitado las cosas, aunque no ha sido suficiente para evitar que numerosos pilotos se hayan quedado atrapados, perdiendo bastante tiempo al tratar de salir. Prácticamente ha sido una etapa cien por cien sobre la arena del desierto y el último sector nos ha dado un respiro tanto a mí, como al coche. Estamos muy contentos por haber conseguido alcanzar este punto del rally ya y situarnos a una etapa de concluirlo. Aún queda un último esfuerzo, así que mañana máxima concentración para terminar este Rally Dakar 2020".

La jornada de mañana será la última del rally con una especial cronometrada, entre Haradh y Qiddiyah, con 447 kilómetros en total y un tramo de 166 kilómetros.