OscarFuertes Dakar 20 15

El Dakar 2020 ha franqueado este martes la barrera de los 6.000 kilómetros recorridos desde el arranque de la presente edición, el pasado domingo día 5 de enero en Jeddah.

Con un total de 7.800 kilómetros previstos, la carrera más dura del mundo se encuentra literalmente en su recta final, y SsangYong Motorsport sigue adelante en su mejor clasificación absoluta de los tres últimos años.

Óscar Fuertes y Diego Vallejo han entrado en la 30ª posición –su mejor resultado parcial de esta segunda semana– en la novena etapa, entre Wadi Al Dawasir y Haradh, y en la general el Korando DKR mantiene el 26º puesto. Para colarse en el top 25, el piloto madrileño y su copiloto gallego necesitan recuperar 25 minutos a su rival más cercano en la general, que también lo es en la categoría T1.3 (todoterreno modificados gasolina de dos ruedas motrices), donde ahora mismo son séptimos.

Es una batalla que los de SsangYong buscarán ganar exprimiendo la resistencia y fiabilidad del Korando DKR. “El coche ha funcionado de maravilla, como siempre. Hoy le hemos dado a un árbol en una zona de polvo y ni se ha enterado, y eso que desde dentro ha sonado bastante fuerte. El Korando se porta como un campeón y nos trae siempre a la meta”, comenta Diego Vallejo.

La de hoy era la etapa más larga de este Dakar en términos absolutos, con 886 kilómetros, incluyendo una especial cronometrada de 410. La primera parte de la misma incluía pistas duras y muy rotas, mientras que la segunda parte era muy rápida, con extensiones de arena y algunas dunas pequeñas. “Creo que hemos hecho una etapa perfecta, cuidando el coche. Viendo nuestra posición en la general, estamos un poco en tierra de nadie y no tenía mucho sentido seguir atacando. Vamos a intentar mantener nuestra clasificación sin cometer errores”, valora el piloto madrileño.

Con todo, en la parte final Fuertes y Vallejo han corrido mucho y bien, con puntas de velocidad de 170 km/h. A pesar de que la primera parte estaba infestada de piedras e imponía un ritmo seguro, en conjunto la especial ha vuelto a ser rapidísima. Los de SsangYong han invertido 3 horas y 55 minutos para completar esos 410 kilómetros, lo que supone un promedio superior a los 100 km/h.

Además de rápida, la especial también ha sido divertida para el ex campeón de España de rallys y el copiloto lucense. “Hemos disfrutado mucho porque el roadbook tenía muchas anotaciones de rumbos, baches y otras incidencias del terreno, así que era difícil de cantar; le iba cantando a Óscar casi como si estuviéramos en un rally”, explica Diego Vallejo. “La navegación ha vuelto a ir perfecta. Diego lo ha hecho fenomenal; cada vez nos entendemos mejor. Además, creo que yo también le puedo ayudar un poquito más cada vez, y descargarle de esa tensión”, asevera Fuertes.

Los dos próximos días, los supervivientes se adentrarán en el Empty Quarter, o “lugar vacío”, con dos jornadas seguidas sobre un enorme desierto de arena y sin asistencia entre ambas. Este miércoles, la primera parte de esta etapa maratón transcurrirá entre Haradh y Shubaytah, con 608 kilómetros de recorrido, de los cuales nada menos que 534 cronometrados, en la que será la segunda especial más larga de todo el rally. SsangYong Motorsport espera con confianza este antepenúltimo reto del Dakar saudí.