SaraGarcia Dakar 2019 2

La piloto Zamorana Sara García, quien se enfrentaba al reto de disputar su primer rally Dakar en la modalidad ‘Original by Motul’, es decir, sin asistencia mecánica ni de ningún tipo exceptuando la que le brinden los otros pilotos de dicha categoría, tuvo que retirarse en la cuarta etapa debido a un fallo eléctrico en su vehículo.

"Tuve una pequeña caída en el fesh fesh y cuando levanté la moto, ya no arrancaba. Llevaba con problemas de batería desde el enlace & en ese momento se había agotado por completo, asique cambiamos la de Javi por la mía y... bingo! Ya teníamos alimentación, pero las bombas de gasolina seguían sin funcionar; conseguimos alimentarlas pero seguía sin arrancar. No entendíamos por qué, todo funcionaba! Toda la instalación eléctrica era completamente nueva, hecha desde cero para simplificarla al máximo. El motor de arranque, los fusibles estaban bien, las mangueras de los tanques de combustible estaban perfectas, tanto los conectores como la propia manguera, en el cableado al que teníamos acceso no vimos ninguna discontinuidad, puenteamos el conector general ya que daba conexión solo a veces, ... hicimos todo lo posible, pero no dimos con el fallo" explicaba García, quien también nos cuenta que es imposible resolver todos los fallos que surgen en pista, ya que la herramienta y el recambio que podemos llevar encima es limitado.

Un sueño que se ve truncado por un fallo esta vez no humano, pero Sara no tira la toalla. "Espero poder volver a enfrentarme al reto. Ahora contamos con experiencia y conocemos los puntos débiles. Además de haber demostrado que soy capaz de afrontar las etapas, lo cual espero que me allane el camino de encontrar el presupuesto necesario" comenta la Zamorana.