galicia

Aquí podrás seguir toda la actualidad relacionada con el Campeonato Gallego


David Grandal y Daniel Rey participarán este fin de semana en la tercera prueba de la presente temporada, con la disputa del IV Rali Comarca da Ulloa.

Una vez superado el mal trago del abandono en Noia - con la rotura de la caja de cambios - el Mitsubishi Evo IX Gr.N se encuentra en óptimas condiciones para afrontar una nueva lucha por los primeros puestos de la copa Pirelli.

El próximo sábado arranca en tierras lucenses el IV Rallye da Comarca da Ulloa, tercera prueba puntuable para el campeonato gallego y los integrantes de la Escudería Congostra Team afrontan este rallye con unos objetivos comunes.

José Antonio Otero, nos comentaba “ Es un rallye bonito para correr, somos realistas y sabemos que poco tenemos que hacer contra los Mitsubishi, así que nuestra meta es lograr una buena clasificación dentro de los dos ruedas motrices”.

El próximo fin de semana tiene lugar la tercera carrera del Campeonato Gallego de Ralis. Los alrededores de Palas de Rei y Monterroso vibrarán con motivo de la cuarta edición del Rali Comarca da Ulloa, una carrera que supondrá el regreso al certamen del imponente Skoda Octavia WRC tripulado por Roberto Blach y Miguel Vilas.

Hay que recordar que Blach peleó por los puestos de honor en el Rali do Cocido, primera cita del año, aunque no estuvo presente en la siguiente prueba, el Rali Ría de Noia:

Emilio Vázquez y Dani Fernández Carril saldrán al rally Comarca da Ulloa más motivados que nunca tras el magnífico resultado de Noia, al haber conquistado la 12ª plaza de la general.

Ahora, para la cita lucense, el equipo saldrá con un pequeño handicap al tener los discos de freno de su ZX Kit-Car muy gastados y no poder contar con otros nuevos a tiempo para el rally, ya que el proveedor ingles no los puede enviar hasta dentro de 15 días.

Era su primera carrera sobre tierra, y tenían claro su objetivo, aprender, divertirse y llevar su peugeot 106 a salvo hasta la meta.

Pero no todo fue un camino de rosas, con una penalización en un control horario, tendrían que hacer los dos primeros tramos sin interfonos y con el puente trasero agarrotado, lo cual hacia que el coche fuese todo el rato botando de atrás, problemas que se solucionaron en la asistencia del mediodía.