Alberto Meira encara el Rali Noia con el objetivo de seguir adaptándose al DS3 R5

meira prenoia 2019

Un mes después de la primera cita del campeonato, el Rallye de A Coruña, y tras evaluar la adaptación del piloto de Vincios a su nueva montura, el equipo encara la prueba noiesa con mucha ilusión y ganas de seguir aprendiendo los entresijos del Citroën DS3 R5 para poder sacar lo máximo de sus prestaciones.

No ha sido sencilla la transición después de tantos años con las distintas evoluciones del Mitsubishi Lancer, pero tras disputar el Rallye del Bierzo a modo de test y el Rallye de A Coruña, Meira se muestra confiado con las bondades del Citroën, para poder entrar en lucha con sus principales rivales, que ya llevan varios años subidos en un coche de la clase R5.

“Proseguiremos nuestra línea de trabajo para continuar aprendiendo de lo que es capaz este vehículo, además de seguir probando reglajes para acomodarnos nosotros lo máximo posible al coche y viceversa. El Rali Noia es una prueba con muchas trampas y asfalto muy deslizante, y si las previsiones aciertan nos tocará trabajar en el setup de mojado y ver cómo se comporta el Citroën DS3 R5 en agua. También habrá que ver a qué distancia estamos respecto de nuestros rivales en esta situación, ya que hay que trabajar prácticamente desde cero en unas condiciones, las de mojado, que solo probamos en los test a principios de año”, comentaba Alberto.

El Rali Noia se iniciará este viernes con un tramo urbano, que servirá de antesala a lo que se vivirá el sábado, dos pasadas a los tramos de Culou y Mazaricos por la mañana, mientras que por la tarde tocarán otros dos pasos a Outes y al mítico Montemuíño, que anocheciendo y posiblemente con lluvia pondrá la guinda del pastel en la prueba noiesa.