Matador se lleva el Rally Cantabria y se distancia al frente del regional cántabro

 

Pedro Matador y Raúl Celis lograron la victoria en el Rally Cantabria a los mandos de su Mitsubishi dominando la prueba de principio a fin pese a la dura resistencia que opuso Sem Múgica, que recogió un justo premio al finalizar segundo con su veterano Lancia Delta.

El rally dio comienzo con la corta primera sección que incluía dos pasos por 'El Churi' y 'Riosapero'. Matador, un tramo tras otro, imponía la potencia de su montura para superar a un rapidísimo Múgica, que sacaba la quinta esencia a su Lancia, mientras por detrás se situaba Javier España, que utilizaba para la ocasión su Mitsubishi Evo X del Campeonato de España, dando tiempo al piloto de Auto Gomas Dani Peña. Pero la verdadera carrera comenzó por la tarde, en los tramos más largos de la competición, 'Castillo Pedroso' y 'La Braguía'. En un día que ya desde primeras horas de la mañana se desarrolló sin sol, los pilotos comenzaron a dudar acerca de los neumáticos.

Segunda sección
Precisamente en Castillo Pedroso comenzaron los problemas para algunos de los participantes. Matador marcó el mejor registro con Múgica a ocho segundos tras comenzar a quedarse éste sin frenos durante el ascenso y tener que conservar mucho en la bajada. España también perdió contacto con la cabeza, acercándose tímidamente Peña, mientras que Melquíades Fernández, perfecto conocedor del terreno, arrebataba la quinta plaza a Surhayen Pernía, llegando a continuación Rubén Hoyos con su afinado Citroën Saxo, que a su vez superaba a Alejandro Ceballos, rapidísimo en los primeros tramos con su pequeño Renault 5 GT Turbo hasta que la caja de cambios comenzó a fallar. La tan temida niebla hizo acto de presencia en 'La Braguía', pero ello no fue problema para Pedro Matador, que asestó otros cuatro segundos a Múgica. Pero tras ellos, los problemas de España se acrecentaron y llegó a la meta con mucho tiempo perdido, lo que posteriormente le llevaría a abandonar. En el nuevo paso por 'Castillo Pedroso', la clasificación permaneció inalterada en las primeras posiciones, destacando únicamente el pinchazo sufrido por Rubén Hoyos que perdía todas sus opciones de dar alcance a Pernía y era adelantado de nuevo por Ceballos, que en esos momentos ya sólo pensaba en llegar a la meta con la segunda velocidad inutilizable.

 

Desenlace
Con la segunda pasada por 'La Braguía' el rally llegaba a su fin, pero la emoción iba a durar hasta el último metro. A la niebla se unió esta vez la lluvia, que cogió a la mayor parte de los pilotos de cabeza con ruedas de seco. Matador, que para entonces contaba con una ventaja de treinta y nueve segundos respecto a Múgica, cometió un error en la bajada hacia Selaya que le llevó a impactar en la rueda trasera de su Mitsubishi, dañando la suspensión y los frenos. Sin embargo, la suerte estuvo de su parte y con muchos problemas pudo alcanzar la meta como vencedor. Múgica no forzó el ritmo, pensando más en conservar su posición que en un posible triunfo de última hora. El de Piélagos realizó un trompo en la misma curva en la que previamente se había salido Matador, perdiendo un valioso tiempo que dejó el scratch en manos de un Rubén Hoyos, beneficiado por la monta correcta de neumáticos. El podio lo completó Peña seguido de Pernía, quien al igual que Hoyos acertó con las ruedas en 'La Braguía' y pudo superar a Melquíades Fernández, quinto, e imponerse entre los 'junior'. El propio Hoyos fue sexto y Ceballos séptimo, dando tiempo al vasco Ricardo Echave en su debut con un Renault Clio que le llevó a la victoria del grupo N. Noveno y vencedor en el apartado de propulsión terminó Héctor Vegas con su BMW. Inactivo desde hace meses, Fernando Zorrilla tomó la salida en el rally con un coche prestado y se impuso en el Trofeo BF Goodrich.

Fuente: eldiariomontanes.com
Fotos: palaciosport.com