Ana Menéndez: "Me puse una meta y era llegar a Tineo"

AnaMenendez Postineo 2019

Casi un año después, Ana Isabel Menéndez volvía a ponerse el mono de carreras para competir en el XXIX Rally Villa de Tineo, con su pareja Nacho Braña, en el conocido Citroën Saxo de la pareja tinetense.

Llegar hasta aquí no ha sido fácil para la Campeona de Asturias de Rallyes en el apartado de copilotos en 2017, pues ha tenido que alejarse de lo que más le gusta por una enfermedad que le ha obligado a pasar por unas cuantas sesiones de quimioterapia desde que el 6 de julio de 2018, horas antes de partir hacía Ferrol en lo que sería el inicio del programa de Nacho Braña con Alvemaco Sport en el Ford Fiesta R2T por el Campeonato de España de Rallyes de Asfalto en la categoría R2.

Tineo, la meta marcada por Ana Menéndez

Solamente había dos cosas vitales: Seguir adelante y llegar a la prueba de casa, con su gente y sus allegados más queridos. "Tenía que ser en Tineo, con mi gente, con la gente de la escudería, con todo el equipo, y con todos la afición". Los aficionados también han formado parte de estos nueve meses duros con muestras de cariño y ánimos.

Cada vez encontrándose mejor y, con el permiso de los médicos, se cumplió el objetivo marcado por la tinetense."Lo de salir con el Saxo fue un capricho mío" reconocía. "Con el permiso del equipo, que ayudaron en todo lo que pudieron y más, nos pusimos manos a la obra a preparar el Saxo. Gracias a Nachete tuvimos el coche listo a tiempo y es nuestro apoyo fundamental en las carreras".  Solo con el objetivo de terminar y reencontrar sensaciones, ambos están totalmente satisfechos con el cuarto puesto obtenido en Tineo. "Después del parón se nota que estás oxidado. Los nervios estaban a flor de piel y por la tarde tramo a tramo nos encontrábamos más a gusto. Tuve la sensación de que corrimos como antes y yo me sentí productiva y satisfecha".

Ahora, Nacho Braña se centrará en su programa deportivo en el CERA con el Ford Fiesta R2T junto a Raquel Ruíz y el equipo Alvemaco. Él ha sido un pilar fundamental en la vida de Ana y que "si no fuera por él no hubiera sido posible llegar hasta donde llegamos".