José Luis García mantiene el optimismo pese a su abandono por avería en el Rallye Ourense

JoseLuisGarcia ComPostOurense 21

Quien conoce a José Luis García sabe que es una persona muy alegre y vital, aunque exigente. En el Rally Ourense, prueba puntuable para el Súper Campeonato de España de Rallyes y la Copa N5 RMC, demostró tener una moral de hierro.

Pese a sufrir varios problemas técnicos en su Citroën DS que le llevaron al abandono, no perdió su sonrisa y tardó poco tiempo en dar la vuelta a la situación para encontrar el aspecto positivo: "Seguro que saldremos más fuertes de ésta y pronto conseguiremos tener un coche competitivo".

José Luis García afrontaba la cita del pasado fin de semana en Ourense en muy buen momento, tras sus magníficos resultados obtenidos en las pruebas anteriores de la temporada. El catalán de 57 años llegaba al frente de la clasificación provisional de la Súper Copa de España para vehículos N5 y líder del Trofeo Silver. Además, ocupaba el tercer puesto de la Copa N5 RMC. 

Pero en tierras gallegas los astros parecieron alinearse en su contra desde el principio, en forma de multitud de contratiempos en su Citroën DS copilotado por Xevi Moreno. Ya a mitad del primer tramo sufrió un pinchazo, después un problema con el depósito les dejó sin gasolina en un enlace y, como consecuencia, recibieron una penalización de 11 minutos. 

Pese a este calvario, el Tipo Racing Team by Vsport logró salvar los muebles para completar la primera etapa como segundos de N5 en el S-CER y de la Copa N5 RMC. Pero los problemas no acabaron ahí, ya que en el tramo inicial de la segunda etapa José Luis García se veía obligado a abandonar, al romperse su motor por un fallo electrónico. Una verdadera lástima que no debería empañar lo más mínimo el gran trabajo realizado por todo el equipo.

"Era un rally nuevo para nuestro equipo que resultó más difícil de lo que hubiéramos imaginado. Lo afrontamos con calma al principio, pero tuvimos que completar más de la mitad del primer tramo pinchados y eso nos retrasó mucho. Para colmo, en un enlace tuvimos un problema con el depósito, nos quedamos sin gasolina y nos penalizaron. Aun así, no nos pusimos nerviosos y decidimos seguir para acumular kilómetros y tratar de sumar puntos, aunque tuvimos que abandonar porque se rompió el motor nuevo por un tema de gestión electrónica", resumía José Luis.

Lejos de caer en lamentaciones, el piloto de L’Ametlla del Vallès, que mantiene el liderato de la Súper Copa de España N5 y el tercer puesto en la Copa N5 RMC, tiene muy claro que toca pasar página y positivizar la situación: "Debemos seguir adelante y preparar el coche para el próximo rally. Aunque no me encontré cómodo ni quedé contento de cómo piloté, estoy seguro de que ajustando la gestión electrónica, este Citroën volverá a demostrar su potencial. A nivel de chasis está muy bien y estoy contento con el nuevo personal que hemos incorporado al equipo".

Por último, José Luis García quiso agradecer la ayuda recibida por parte del preparador RMC Motorsport y no dudó en defender su proyecto de la Copa N5. "Este coche es muy buena opción para pilotos jóvenes que quieran debutar en cuatro ruedas motrices y para pilotos privados como yo, aunque por diferentes circunstancias no haya podido acabar este rallye. Pero, sin duda, es una opción válida en la que seguiremos trabajando hasta conseguir un coche súper competitivo dentro de poco", sentenció.

El piloto catalán, que esta temporada cuenta con el apoyo de Veri Corral y los sponsors técnicos RC2 Junior Team, Madform y HRX, no volverá a competir en el S-CER hasta el mes de septiembre, con motivo del Rally Princesa de Asturias, de nuevo sobre asfalto. Pero antes, tiene previsto competir el próximo fin de semana en el Circuit de Barcelona – Catalunya. Lo hará como debutante del Campeonato FIA RX2e de coches eléctricos que se disputa en el marco del Mundial de WRX.