ProRacing Competición, en el Campeonato Francés de Tierra con Adrien Fourmaux, piloto oficial de M-Sport Ford en WRC 2

Fourmaux ProRacing Lozere 20

El esfuerzo y el trabajo bien hecho tienen recompensa. Dos años después de haber comenzado sus operaciones, ProRacing Competición se ha granjeado la confianza de un fabricante de referencia a nivel internacional como M-Sport.

La compañía encargada de construir y comercializar todos y cada uno de los vehículos Ford de rallyes que compiten por los tramos de todo el mundo. Y, al mismo tiempo, uno de los equipos más experimentados y mejor valorados de la historia de este deporte, con numerosos títulos mundiales a sus espaldas y un amplio elenco de grandes pilotos que han militado en sus filas, como Carlos Sainz, Sébastien Ogier, Colin McRae, Marcus Grönholm, Jari-Matti Latvala, Mikko Hirvonen, Ott Tänak o Elfyn Evans, entre otros.

La profesionalidad y eficacia constatada desde sus inicios por los integrantes de la estructura de ProRacing Competición, y la sintonía que ha forjado el equipo con M-Sport, consolidando cada vez más su vinculación profesional, han motivado que desde Cumbria (Inglaterra) hayan elegido a la formación capitaneada por Isabel Ortiz y Álvaro Velasco para que uno de sus jóvenes talentos, Adrien Fourmaux, compita este fin de semana, a modo de test, en el Rallye Terre de Lozère.

El galo (25 años), ganador del Rallye Jeunes, la fórmula cazatalentos en la que despuntaron Sébastien Loeb y Sébastien Ogier, campeón júnior de Francia como pupilo de la federación francesa, y, actualmente, piloto oficial de M-Sport Ford en WRC 2, se va a subir al Ford Fiesta R5 MkII con el que comenzó a trabajar a principio de año ProRacing Competición. Un vehículo estrenado el pasado mes de febrero, en el Rallye Serras de Fafe e Felgueiras, que continúa engrosando su historial internacional alineándose ahora para la primera cita del Campeonato Francés de Tierra.

ProRacing Competición se ha desplazado a la localidad de Mende, en la región de Occitania, al norte de Montpelier, para asistir hasta el próximo domingo a Adrien Fourmaux y Renaud Jamoul, cuyo objetivo de cara a las dos etapas del Rallye Terre de Lozère es, principalmente, sumar kilómetros sobre tierra al volante de un Ford Fiesta R5 MkII semejante a la unidad oficial de M-Sport Ford que pilotarán en el Rallye de Estonia, donde la semana próxima se va a reanudar el Mundial cinco meses después.