El Citroën C3 R5 consigue su primer título absoluto en Francia con Yoann Bonato

bonato campeon2018

La batalla a brazo partido que libraron durante la primera mitad del campeonato Yoann Bonato (Citroën C3 R5) y Bryan Bouffier (Hyundai i20 R5) se ha saldado con el segundo título francés absoluto para el piloto del CHL Sport Auto. Repite así el mismo final de temporada que el curso anterior, donde vencía también en Cevennes, Montpellier.

Rally de nivel, de nuevo, el ofertado por Yoann. Agarró el liderato en la primera especial y no lo soltó nunca - síntoma de ello es que al pasar el ecuador del rally aventajaba en más de 40 segundos a Nikolay Gryazin (Skoda Fabia R5). Rally, también, de pocos movimientos en la cabeza. Quentin Giordano (Hyundai i20 R5) tuvo el papel de remontar a Gryazin, viendo su premio cumplido en la última especial cuando el ruso abandonaba in extremis. Gilbert (Skoda Fabia R5), tocayo de Giordano, ascendía al podio con este incidente.

Fuera del podio, cuarto tras un rally aciago, acababa Bryan Bouffier. No sólo no pudo con Bonato en los primeros kilómetros, sino que además sufría un pinchazo en la séptima especial y perdía muchísimo tiempo. Eric Mauffrey (Skoda Fabia R5) se aseguraba la quinta plaza. De esta manera Bonato se ha alzado campeón francés de asfalto por segunda vez.