Sébastien Ogier, contento a pesar del resultado en Ypres

Ogier ComPostYpres 21

La primera experiencia de Sébastien Ogier con el Renties Ypres Rally no fue la mejor pues en todo momento se vio superado por los Hyundai y sus compañeros de equipo, con los que tuvo una gran lucha a lo largo del fin de semana.

A pesar de que mostro ciertos destellos en la segunda jornada de competición, un pinchazo en el primer tramo del día de la tercera y última jornada le hizo perder unos valiosos segundos en la pelea por la tercera posición, teniendo que conformarse con la quinta plaza en la general scratch y sumar cuatro puntos más por el segundo mejor crono logrado en la Power Stage.

Sensaciones finales positivas ya que en la parte final tuvo ritmo para pelear por el podio, además de aumentar su ventaja con respecto a sus perseguidores en la clasificación del campeonato.

Al final la prueba, Ogier comentó: "Esperábamos un gran desafío en Ypres, un rally conocido por su dificultad y en el que nunca habíamos competido. Antes de la salida, los pilotos que lo sabían nos advirtieron que abrir la carretera podría ser una tarea desalentadora. Los primeros pasos en las etapas por los campos fueron difíciles. Después de estas últimas semanas de lluvia, el paso de los tractores había traído mucho barro a la pista. carretera. Cuando el sol lo secó se convirtió en una capa de polvo que hizo que el asfalto estuviera mucho más resbaladizo de lo que esperábamos para las primeras pasadas. Las segundas pasadas salieron mucho mejor, pero fue muy difícil recuperar el tiempo perdido".

Además, añadió: "Además de nuestra falta de experiencia en estas condiciones, el hecho de que nuestra prueba previa al evento se haya realizado en una carretera que no era realmente representativa no nos permitió una preparación óptima. Sin embargo, trabajamos mucho en el set del coche. Aunque los dos primeros días fueron difíciles, seguimos luchando por el podio el domingo. Desafortunadamente, un pinchazo al comienzo del día, el segundo del fin de semana, acabó con nuestras esperanzas de conseguir el tercer puesto. Es una pena, porque la velocidad que estábamos registrando cuando presionamos habría hecho que esa pelea ultra cerrada fuera realmente emocionante".