Sébastien Ogier: "Logramos nueve scratchs y el trabajo fue realmente bueno"

SebOgier DecPostCroacia 21

Un Rally de Croacia de luces y sombras para Sébastien Ogier y Julien Ingrassia que, a pesar de comenzar con mal pie con un pinchazo, acabaron imponiéndose en la prueba, no sin antes ser objeto de polémica.

Croacia, más que por los resultados deportivos, será recordado por el incidente que tuvo en el enlace la dupla siete veces campeona del mundo de rallyes con un choque, sin consecuencias físicas, pero que dejó maltrecho estéticamente el Toyota Yaris WRC de los líderes. Un percance que se saldó con multa económica para Sébastien Ogier y con apercibimiento de un rally de suspensión si reincide en cometer el mismo error.

En lo tocante al rally, Ogier vio como perdía el liderato a lo largo de la última jornada de competición y una soberbia Power Stage dejó la victoria del lado de los franceses, aprovechando además una pequeña excursión de Elfyn Evans y Scott Martin que les perjudicó.

Sébastien Ogier resume así su Croatia Rally: "El recorrido fue extremadamente variado con partes rápidas y anchas y otras mucho más estrechas y resbaladizas. No tuvimos mucho tiempo para ponernos de pie, ya que en la primera etapa tuvimos una buena librada. Después de 5 km estuvimos a unos centímetros de quedar atrapados en la curva donde Kalle se estrelló porque la superficie estaba aún más resbaladiza de lo que esperaba y el coche terminó a mitad de camino en la cuneta. Eso nos costó un pinchazo y unos seis segundos, pero después de eso estaba feliz de estar todavía en la carrera

No me sentí al 100% en el coche durante el resto de esa primera mañana. Cometí un error en la elección de los ajustes, probando algo que realmente no funcionó. Así que intentamos limitar el daño antes de volver a la puesta a punto con la que estábamos familiarizados para la segunda jornada. Estoy muy contento con la forma en que reaccionamos porque a partir de ese momento me sentí mucho mejor y los tiempos mejoraron en consecuencia. El sábado todo salió muy bien, el único inconveniente fue un pinchazo que nos costó unos diez segundos. Conseguimos ponernos en cabeza y luego permanecer allí durante el resto del día. Sin embargo, las diferencias eran muy cortas, lo que prometía un tramo final constantemente intenso.

Desafortunadamente, el domingo por la mañana, en la carretera que conduce a la primera etapa, chocamos con otro coche que estaba en mi punto ciego y que no vi. Afortunadamente, nadie resultó herido, que era lo más importante. Sin embargo, pensé que la carrera podría haber terminado porque la puerta derecha estaba bastante dañada. Al final, fue solo estético y fue un poco incómodo para Julien porque el polvo se estaba metiendo en el coche. Lo mejor es estar concentrados en la carrera, pero en las etapas que siguieron perdimos un poco de terreno y nuestro lugar como líderes provisionales. Pensé que habíamos perdido la oportunidad de ganar, pero hicimos un último gran esfuerzo en el Power Stage, uno de las etapas más exigentes del fin de semana ... ¡y conseguimos la victoria por 0,6 segundos! "

Esta fue una verdadera montaña rusa para nosotros y lograr ganarla en el último momento y sumar el máximo de puntos después de un fin de semana tan ajetreado y emocionalmente exigente fue algo especial. Logramos nueve scratchs y el trabajo fue realmente bueno, así que solo puedo agradecer a Toyota por tener una vez más un coche de primera clase. Un gran rally para Elfyn y Scott también, porque realmente no hubo nada entre nosotros".