Una salida en el último tramo apeó a RaceSeven y Kajetanowicz de la segunda plaza de WRC3 en Estonia

Katjo ComRaceseven Estonia 20

El Rally de Estonia, prueba que ha supuesto el regreso del Campeonato del Mundo de Rallyes tras seis meses de parón, ha dejado una de cal y una de arena para la estructura española RaceSeven.

Y es que cuando el piloto polaco Kajetan Kajetanowicz acariciaba ya el segundo peldaño del podio en WRC3, tras un fin de semana espectacular a los mandos del Škoda Fabia Rally2 Evo, desafortunadamente una salida de carretera en la power stage (sin consecuencias para él ni para su copiloto Maciej Szczepaniak) le dejaba sin la merecida recompensa a todo el trabajo realizado.

Pese a este contratiempo, nos quedamos con muchas lecturas positivas en una cita en la que el triple campeón del ERC rodaba no solo perfectamente instalado en las plazas de podio de WRC3, sino superando en la general incluso a varios de los equipos de fábrica oficiales que parten enfrascados en WRC2, algo muy meritorio para una estructura privada.

Con Maciej Szczepaniak en el baquet de derecho del R5 de la firma checa, Kajetanowicz tenía en las rápidas especiales sobre tierra de este inédito rallye en el calendario mundialista un verdadero reto. Por un lado, y pese a las distintas jornadas de test realizadas con la escuadra española, los seis meses de descanso podrían hacer mella a la hora de encontrar un ritmo alto para pelear por los puestos de cabeza, sin olvidarnos además de la fuerte competencia local que tan bien se desenvuelve en este tipo de especiales.

Sin embargo, no hubo obstáculos que frenasen la ambición del piloto polaco, que ya desde la primera toma de contacto en el aperitivo del viernes, el TC-1 (Tartu Vald) y sus 1,28 km., se quedaba a tan solo 9 décimas del mejor crono, consiguiendo la quinta plaza de WRC3 entre más de una veintena de rivales.

Fue a partir de la jornada del sábado, la más larga del rallye y consistente en cinco tramos a repetir en dos ocasiones con casi 150 kilómetros de acción, en la que ‘Kajto’ demostraba su solidez defendiendo la tercera plaza y llevándose además el scratch en el tercer tramo.

Para la matinal del domingo se esperaba nuevamente una cerrada lucha y el piloto del LOTOS Rally Team, muy cómodo con la montura de RaceSeven, partía instalado en el tercer cajón virtual del podio. En concreto comenzaba la etapa a 28 segundos del líder, Oliver Solberg (Volkswagen Polo R5) y a solo 11 del local Egon Kaur (Škoda Fabia R5). El buen hacer del piloto de RaceSeven y un pinchazo de Egon Kaur, le daba acceso a la segunda plaza a falta de los últimos tramos, hasta que por desgracia la salida de pista en la power stage, motivada en buena medida por las tremendas roderas y surcos que los WRC dejaron anteriormente a su paso, daba la traste con todas las ilusiones.

A partir de ahora, toca seguir trabajando al máximo para el siguiente compromiso, que no será otro que el Rally de Turquía (18 al 20 de septiembre). Allí, RaceSeven y Kajetan Kajetanowicz volverán a la carga para pelear con todo nuevamente en WRC3.