Eric Camilli quiere volver a pilotar un WRC

Camilli wrc 2019

El piloto francés lucha día a día para volver al World Rally Championship dentro de un equipo oficial. Sin embargo, en las últimas tres campañas ha estado rodando con vehículos R5, rodando realmente rápido aunque sin acompañarle los resultados.

El Ford Fiesta R5, formando parte del equipo M-Sport, y en último lugar el Volkswagen Polo R5 representando a Volkswagen Motorsport en el estreno de este coche en Cataluña y en el pasado Tour de Corse, con un coche del equipo belga BMA. 

Segundo del WRC-2 en 2017, el francés ha estado en cabeza en las dos pruebas que ha rodado con el Volkswagen Polo R5; en el RACC un problema con la caja de cambios en la jornada del sábado le dejó sin opciones de victoria, mientras que en Córcega, casi seis meses después de su última prueba, lideraba la categoría hasta que un problema en el coche hizo que tuviese que parar, quemándose el Polo y quedando totalmente calcinado. "No sé qué pasó, no hubo ninguna advertencia. Después de 25 km, olía a gases. Aflojé para tratar de mirar que pasaba. Tan pronto como saqué el coche del modo 'tramo', el fuego llegó y no había forma de pararlo. Córcega fue mi primer rallye desde España el año pasado, así que fue bueno venir y marcar los tiempos que estábamos haciendo. Sé el trabajo puedo hacer y quiero volver a estar arriba. Estoy luchando y presionando tanto como puedo para lograrlo. Estoy hablando con muchos equipos para correr más pruebas este año y tenemos que estudiar las posibilidades que surjan"

Es así que el francés trabaja para volver a la máxima categoría, donde cree que puede dar lo mejor de sí. "Tengo una gran pasión por volver y volver fuerte. Sé que todavía puedo mejorar. Sólo hice 60 rallyes en mi carrera y con más experiencia lograré más velocidad."