De nuevo la fiebre del DTM se ha hecho patente en el corazón de Nuremberg. 132.000 aficionados fueron testigos de un emocionante fin de semana de carreras del DTM en el Norisring y vitorearon al ganador de la carrera Jamie Green hoy domingo. Después de 2008 y 2009, el piloto de Mercedes-Benz ganó por tercera vez en el circuito urbano y lo hizo cada vez con el mismo coche con especificaciones 2008.

 

 

Dando una vuelta por internet vi este artículo y pensé que no podía dejar pasar la oportunidad de compartirlo con vosotros. Aquí os dejo un resumen del último año en los que los Gr B. aún volaban sobre nuestras carreteras.
El campeonato nacional de rallies de asfalto de 1986 comenzaba como era tradición con el Rally Costa Brava. La prueba, puntuable para el campeonato europeo, contó con una importante participación extranjera. A la salida de Lloret de Mar se acercaron 31 tripulaciones foráneas que acompañaban a las 63 nacionales, todas dispuestas a enfrentarse a la gran dificultad del rally catalán.

El campeonato nacional de rallies de asfalto de 1986

 

La primera práctica libre del DTM en Norisring terminó con cuatro Audi en los primeros cuatro lugares. A temperaturas de más de 30 grados, el piloto sueco Mattias Ekström se mantuvo fresco y encabezó la lista con un tiempo de vuelta de 49,090 segundos. En la sesión de 90 minutos de entrenamientos libres, el actual campeón de DTM Timo Scheider, Martin Tomczyk y Alexandre Premat se acercaron a Ekstrom para rematar el póker Audi.

 

Quizás me confunda, pero si alguien me preguntara con que circuito identificaría al DTM no sería no Hockenheim ni Nürburgring. El trazado elegido no sería otro que Norisring, curiosamente un circuito urbano, el único del calendario del DTM. Nacido en 1972, el trazado de Norisring está situado en los aledaños del Frankenstadion de Nuremberg, la antigua Noris, muy cerca de donde Ferdinand von Zeppelin probaba sus dirigibles llenos de helio. Y en su honor se bautizó como el Campo Zeppelin.