El automovilismo se pronuncia en femenino

encuentromujerymotorzoco2018 3

Con el área Mujer y Motor se ha introducido un elemento innovador en el panorama nacional: una palestra desde donde un sector silenciado por los años bajo el dominio del hombre puede tomar la palabra. Es un área joven aún, neófita, que ya golpea muchos de los falsos mitos creados durante décadas. Y no sólo se dedican a competir, pues ayer se vivió una jornada informativa en el I.E.S. Zoco (Córdoba) donde algunas de las personalidades femeninas más relevantes del país contaron a las alumnas del liceo que, por muy difícil que les parezca, hay un sitio para ellas entre las ruedas y la gasolina.

Volver al instituto años después de abandonarlo resulta extrañamente divertido. Las miradas curiosas de niños y niñas, las bromas durante el recreo o cómo se mueven los distintos grupos de clase juntos, como un equipo, sin separarse. En la entrada del edificio, justo delante de conserjería, habían aparcado un Ford Fiesta R2T que terminó siendo la atracción principal en los primeros momentos. Todos querían acercarse a verlo de cerca y fotografiarse con él.

En un salón contiguo se celebraba el acto inaugural. Dentro, cuatro personalidades femeninas del motor andaluz y del motor nacional se presentaban al estudiantado. Me sorprendió y gratificó ver que el número de chicas superaba claramente al número de chicos. Luisa María Benítez, Lucía Romero, Christine Giampaoli y Luy Galán, sentadas en la mesa en el extremo sur de la sala, explicaban de qué iba a ir la mañana.

Hacia las diez y cuarto salimos al patio de recreo, donde esperaban un Dacia Sandero y un Suzuki Swift. Éste último sería el elegido para realizar un interesante simulacro de asistencia protagonizado por chicas de la Universidad de Córdoba y dirigido por Lucía Romero, un talento joven de la ingeniería de competición a nivel internacional.

encuentromujerymotorzoco2018 1

La timidez de los primeros minutos dio paso a una avalancha de peticiones de selfies y de fotografías grupales con las chicas. Giampaoli, Galán, Romero y Benítez coparon durante un rato distendido los comentarios de los chavales que se atrevían a acercarse para hablarles. De nuevo, como en el salón, el número de féminas superaba al número de varones a pesar de que se habían unido nuevos grupos procedentes de otras clases.

Atendían todas y todos con curiosidad a la improvisada asistencia realizada al Swift mientras Luisa María Benítez narraba, a lo speaker, qué se estaba haciendo en todo momento. Tal éxito tuvo que incluso el profesor de educación física del centro se interesó para conocer qué preparación necesita un piloto de rally a la hora de afrontar una prueba.

Con el sol en lo alto del cielo y la actividad terminada, era el momento de volver al salón para terminar. De nuevo las cuatro mujeres que protagonizaron la jornada matinal en el I.E.S. Zoco tomaron la palabra. Benítez, sacando su lado más pedagogo, contó un cuento para introducir a las chicas en el mundo del automovilismo y para animarlas a dejar atrás los complejos que puede acarrear entrar en un mundo donde los varones han tenido siempre el dominio mediático.

encuentromujerymotorzoco2018 2

Lucía Romero fue la encargada de hablar de la ingeniería y del camino que recorrió hasta ser quien hoy es, haciendo partípice de sus simposio al alumnado mediante preguntas. El dúo Giampaoli / Galán, ahora participantes en raids estadounidense, cerró el acto hablando de la parte de la competición. Finalmente se repartieron pósteres y pulseras, y las ponentes recibieron un regalo de parte del instituto.

Quizá lo más gratificante de todo fue el momento de salir de allí, cuando de nuevo un grupo de chicas se acercó a las cuatro protagonistas del día para seguir interesándose por las actividades que hoy desempeñan. Ayer el automovilismo, como plataforma, como deporte y como profesión, se pronunció en femenino.