Molly Taylor, o cómo destacar en un campeonato dominado por hombres

mollytaylor2 2016

A sus veintinueve años puede jactarse de ser la piloto más importante del momento y una de las mejores de la historia de los rallyes. Molly Taylor está muy en forma y dentro de un mes podría pasar a ser la piloto de esta disciplina con más títulos nacionales en su haber desde que el mundo es mundo, superando a todo un icono como Michèle Mouton.

Nacida en el seno de una familia muy arraigada al motor, Molly heredó temprano el gusanillo por los tramos. Tanto su padre como su madre corrían en Australia. Su madre, además, mientras ella era aún muy pequeña, se convirtió en tricampeona nacional copilotando a Neal Bates. Cory Taylor se convirtió en una figura muy importante en Australia durante los años noventa, encadenando posteriormente varios subcampeonatos.

Y, como suele decirse, de tal palo tal astilla. Aunque su carrera empezó cuando eran muy joven - con apenas diecinueve años -, Molly Taylor pudo completar sus pruebas de acceso a la universidad con una puntuación de 98 sobre 100. A pesar de que terminaría abandonándola para dedicarse totalmente a su vida como piloto, se graduaría tiempo después en automoción y en entrenamiento personal.

mollytaylor3 2017

De los diecinueve a los veinticuatro, los años más plásticos y más absorventes, Molly compitió en Australia, en Gran Bretaña y en el Mundial de Rallyes respectivamente. En 2013 logró su primer título: fue pionera en el Trofeo de Féminas del Campeonato de Europa. Terminó su formación profesional en 2014, participando en cuatro citas del mundial y corriendo en Portugal con su madre a su derecha.

Su vuelta a Australia con un Renault Clio R3 se convirtió en un subcampeonato. En 2016 fichó por Subaru, el equipo oficial australiano, y cerró el año alzándose como la primera mujer en la historia del país en ganar un título absoluto. Actualmente, a falta de un mes para el Rally de Australia, la última cita de la campaña, lidera la general con una distancia no demasiado grande sobre Nathan Quinn (Mitsubishi Lancer Evo IX).

Si consiguiera su segunda corona nacional se convertiría en la primera mujer en la historia de los rallyes en ganar dos campeonatos nacionales absolutos y en hacerlo, además, de manera consecutiva. Molly Taylor está muy en forma y quiere seguir haciendo historia.