La juventud de los cincuenta y pico

riolo audiquattro2016

Ah, los cincuenta, menuda edad. ¿Se es joven o se es mayor? A partir de los cuarenta mucha gente empieza a planteárselo. ¿A qué edad se es mayor y a qué hora se deja de ser joven? Cuestión interesante que, dependiendo de quién sea el entrevistado, manejará unos números u otros. Sea como sea los cincuenta son aún el ecuador de la vida. Un paseo en barca desde una orilla a otra con la puesta de la vejez en el horizonte. Pero aún es pronto.

Y 'Toto' Riolo lo sabe. En temas ralísticos los cincuenta y pico suponen la primera incursión de algunos pilotos en la regularidad o en las pruebas históricas. Como en un intento de preservar aquellas máquinas que marcaron sus años mozos. Es algo común aunque, pensándolo hoy por hoy, no me imagino a un R5 participando en un rally de históricos. Posiblemente eso mismo pensarían mis mayores cuando los Lancia o los Ford oficiales campaban a sus anchas por nuestro nacional de asfalto.

Pero la historia de este italiano es diferente. Radicalmente opuesta incluso. Participa en históricos desde principios de siglo. Porsche ha sido su marca y el 911 su modelo. Sanremo, Pre Alpi Orientali, Targa Florio, Elba o incluso Ypres y Costa Brava han sido algunos de sus objetivos. Es cierto que en su calendario metía alguna cita con vehículos más modernos - un Fiat Punto S2000 por aquí, un Renault Clio S1600 por allá - pero el grueso de su actividad lo llevaba a cabo en la categoría de las viejas glorias.

Riolo al llegar a los cincuenta y pocos rejuveneció de golpe. Como Benjamin Button, el chaval de Francis Scott Fitzgerald que nació siendo un anciano y murió siendo un bebé. Más o menos. De repente dejó de lado los históricos en lo que anunció como su vuelta a la competición. En un par de temporadas probó monturas en las que nunca se había montado: un Audi Quattro, un Skoda Fabia R5, un Mitsubishi Lancer EVO X, un Ford Fiesta R5. Finalmente en 2016 quiso apostar por el R5 de Peugeot para disputar varias pruebas. También se montó de nuevo en el Mitsubishi y en el Audi.

riolo caltanissetta2017

Este año 2017 ha sido el de confirmación. Acumula ya tres victorias - dos de ellas absolutas (Rally de Caltanissetta con un Hyundai i20 R5 y Rally del Tirreno con un Skoda Fabia R5) y una de clase (Rally de la Concordia con un Peugeot 208 T16 R5). Paralelamente está participando en el Trofeo Abarth 124 italiano donde ganó en el Targa Florio imponiéndose a Fabrizio Andolfi.

A sus resultados le acompaña la próxima inauguración de su página web. 'Totò' Riolo está viviendo una juventud a sus cincuenta y cuatro años. Y al italiano aún le queda cuerda.