Paolo Andreucci se lleva un Sanremo muy disputado

andreucci sanremo2018

Simone Campedelli (Ford Fiesta R5) ha llegado al campeonato de Italia para discutir las victorias a Peugeot. En 2016 y 2017 anduvo cerca de Andreucci, y el arranque de este 2018 le coloca como la clara alternativa al piloto de Cuneo. En Sanremo ambos nos dejaron una pelea muy bonita.

A Andreucci le gusta tomar la delantera pronto. Por eso, de nuevo, este fin de semana agarró el liderato desde muy temprano. Sin embargo esta vez no se escapó. Umberto Scandola (Skoda Fabia R5) primero y Simone Campedelli después anduvieron justo detrás suya. Campedelli, de hecho, rodó durante la segunda mitad de la prueba a la par de Paolo Andreucci (Peugeot 208 T16 R5). 

La distancia, en torno a la decena de segundos, se mantuvo constante. Con esa decena llegaron al tramo final, de 34 kilómetros y medio, el más largo de esta edición. Con todo ese camino por recorrer de una tacada era imposible hacer apuestas. Campedelli marcó el mejor tiempo, pero Andreucci tan sólo cedió tres segundos y medio, llevándose el Rally de Sanremo por algo más de nueve segundos.

Quien sí cedió, y bastante, en esos 34 kilómetros fue Andrea Nucita (Skoda Fabia R5). Habiendo realizado un muy buen rally y ocupando el podio perdía tres minutos en la especial, bajando finalmente a la sexta plaza. Scandola lo aprovechaba para sumar su primer podio del año y resarcirse del abandono en el Ciocco.