Jean-Baptiste Franceschi, del campeonato junior al mundial de rallyes

franceschi var2017

Con apenas 21 años, Jean-Baptiste Franceschi es una de las promesas más jóvenes de Francia. Recién proclamado campeón junior en una copa donde sólo fue replicado por Hugo Margaillan, ahora buscará hacerse un hueco en la cita más mediática de esta modalidad del automovilismo: el Rallye de Monte-Carlo. Lo hará a bordo de un Ford Fiesta R2T, con la mirada fija en programa más extenso dentro del mundial.

"Estoy impaciente por descubrir el campeonato del mundo" contaba Franceschi a Rallye-Sport. "Es otro mundo, otro nivel. Pilotar sobre hielo, los 'ouvreurs'... todo será un bonito descubrimiento. Este es el rally con el que más he soñado, por el ambiente pero también por la dificultad que supone. Es un sueño poder participar. El objetivo principal es acabarlo, no cometer errores y aprender todo lo posible durante todo el fin de semana. Si logramos hacer un buen resultado en nuestra categoría, sería formidable también".

Jean-Baptiste Franceschi aterrizó en el campeonato de Francia junior tras un par de años aciagos en la 208 Rally Cup. Rápido, con actitud suficiente como para pelear por la victoria en cualquier terreno, sorprendía al entorno de la monomarca de Peugeot decidiendo poder en venta el coche con el que llevaba compitiendo las últimas temporadas.

Gracias a la alianza entre Yacco, la FFSA, M-Sport y Michelin, Franceschi pudo disfrutar de un año sobervio con los Ford Fiesta R2T Nacionales. Ahora, tras haberse alzado como uno de los grandes jóvenes del país vecino, tendrá que hacerlo muy bien en Monte-Carlo para fijar un programa interesante de cara a 2018.