Siete puntos separan a Yoann Bonato del título nacional

bonato montblanc2017

Fin de semana plomizo, lluvioso, el vivido en Mont-Blanc. Las condiciones meteorológicas condicionaron parte de la primera jornada pero, aún así, el resultado del rally no dista demasiado de los vistos durante el resto de la temporada: dominio de Yoann Bonato ante la incapacidad de sus rivales para contrarrestar cada ataque.

No obstante el inicio iba a distar mucho de lo que Bonato hubiera deseado. Una mala elección de neumáticos le hacían perder 26 segundos en la primera especial, viéndose obligado a remontar durante las once siguientes. Aunque la remontada como tal vino antes. Mucho antes. Apenas tres tramos le bastaron al piloto de CHL Sport Auto para colocarse a rebufo de un Jérémi Ancian (Ford Fiesta R5), quien esta campaña acumula ya tres rallyes tras su vuelta regular a la competición

A golpe de scratch, Bonato logró imponer su ley hasta el final de la prueba. Durante el segundo día los ouvrieurs ganaron protagonismo - había muchísimas zonas peligrosas donde el asfalto resbalaba más de lo normal. Esa sería la razón de la pérdida de dos minutos de Ancian cuando apenas restaban dos tramos para finalizar el rally. Lionel Baud (Citroën DS3 WRC) lo aprovechaba para colocarse segundo y Quentin Giordano (Skoda Fabia R5) subía al podio para prolongar un mes más la espera del alirón de Bonato. También ganaba una posición Charles Martin (Skoda Fabia R5), sin opciones ya de ganar el nacional.

Resulta destacable y meritorio el papel jugado por los Porsche 997 GT3 de Patrick Rouillard y de Olivier Giller, sexto y séptimo respectivamente, entre toda una maraña de R5. La próxima cita del campeonato de asfalto francés será el Rallye Coeur de Francia, celebrado en la región del Loira, y que volverá a ser puntuable para el certamen trece años de su, hasta ahora, única edición en el calendario nacional.