Tócala otra vez, Sam: la injusta normativa de las neutralizaciones

coupejuniorfrancia lozere2017

Como en 'Casablanca', han vuelto a tocar la polémica melodía de cuando se neutraliza un tramo. Una melodía cuestionable pero famosa. Un cantante que vuelve a entonarla, casualidades de la vida, en contra de un español. "Tócala, Sam" pareció escucharse en Lozère. "Tócala por los viejos tiempos". Y Sam, que es incapaz de negarse, volvió a tocarla.

La normativa aplicada en caso de neutralización de un tramo rally es una normativa muy abierta, subjetiva e injusta en ocasiones. Por norma general se da el mismo tiempo a todos los pilotos, pero también puede darse el tiempo del último en cruzar la meta. O, incluso, dar los mismos tiempos de la pasada anterior. Tres posibles acciones para una situación cuya resolución cae siempre en manos de los comisarios deportivos, otorgados de omnipotencia aquí gracias al reglamento.

Partamos desde la base. Un tramo se neutraliza cuando, por ejemplo, hay público mal colocado o cuando se considera que la salida de pista o el accidente de uno de los vehículos puede haber perjudicado a quienes venían detrás en el orden de salida. En el primer caso no suele haber ningún problema pues suele deliberarse la decisión antes del paso del primer participante. En el segundo caso es más difícil pues entran en juego variables como qué piloto haya sido y cuántos pilotos se han visto perjudicados.

La definición de neutralización, además, concuerda con el procedimiento habitual. Según el diccionario cordial francés, neutralización en su segunda acepción significa "en rally automovilístico, tramo sin tiempo impuesto".

maurin lozere2017

Este fin de semana, en Lozère, no ocurrió esto. Julien Maurin se salía en el último tramo y, automáticamente, se neutralizaba la especial. La lógica dice que, al ser uno de los pilotos de arriba, se reparta el mismo tiempo a todos. La práctica fue más o menos esa, con la única diferencia de que se añadieron seis minutos al casillero de Efrén Llarena porque se consideró que el espinosiego se había beneficiado de dicha neutralización, una situación que nadie puede controlar ni en su favor ni en su contra.

"Tras liderar el rallye todo el fin de semana, tuvimos un pinchazo junto con un problema mecánico en el último tramo cronometrado. Paramos a cambiar la rueda y automáticamente se acerca un comisario diciéndonos que el tramo está cancelado para todos los participantes tras un accidente. Tras cambiar la rueda y arreglar la avería mecánica, fuimos hasta meta en caravana con el resto de participantes" ha explicado Llarena en su página de Facebook. Ni desde la página de la Federación Francesa de Automovilismo ni desde la página de la 208 Rally Cup se ha dado explicación alguna ni del incidente ni de la sanción.

Este no ha sido el único caso polémico en el que una neutralización beneficia o perjudica a algún piloto. El año pasado, durante el Rally de Portugal, Citroën se vio beneficiado en otra decisión más que discutible. La marca francesa tenía a Kris Meeke como piloto mejor colocado cuando en la quinta especial Hayden Paddon y Ott Tänak sufrían un accidente, teniéndose que neutralizar la pasada. A Meeke le pilló en pleno tramo y, en meta, había perdido bastante tiempo, con lo que el scratch y el liderato caían en manos del español Dani Sordo.

La decisión de la FIA dio un giro a la situación. Decidieron adjudicar al piloto de Citroën un tiempo de 19:20.6, 5,2 segundos mejor que el tiempo que había marcado Sordo. Como resultado Meeke no sólo recuperaba el liderato sino que, además, incrementaba su ventaja con el español. Lo que diferencia a este caso del de Lozère es que en Portugal el piloto beneficiado y el perjudicado sí habían corrido el tramo mientras que allí, en Francia, se pasó en caravana. Ni siquiera se pudo tener como referencia el tiempo marcado por algún participante de la copa.

En 'Casablanca', uno de los iconos del cine de todos los tiempos, hay una escena que me recuerda a este revuelo casi permanente cada vez que hay una neutralización delicada. "Tócala Sam. Toca 'El tiempo pasará'". Y Sam, que en un primer instante se niega a tocarla, lo vuelve a hacer.