El nacional francés arranca en el Touquet con dieciséis R5 y dos WRC

brunson antibes2016

La normativa FFSA ha hecho que su nacional de asfalto vire hacia algo nuevo. De tener muchos WRC han pasado a tener muchos R5. Y los primeros, por desgracia, empiezan a estar en peligro de extinción. La diestra de Michel Deschaux vetará los World Rally Car en 2018, así que casi con toda seguridad esta será la última temporada que corran sobre asfalto.

Encabezan la lista, precisamente, los dos únicos WRC: sendos Ford Fiesta RS WRC de Eric Brunson y de David Salanon. Son dos pilotos que se conocen muy bien y que el año pasado nos dejaron algún duelo digno de recordar. De hecho fueron quienes le pusieron el sabor dulce a un campeonato emponzoñado por un injusto sistema de puntuación. Ahora, tras una temporada llena de dudas, volverán a verse las caras.

Por detrás hay una maraña de R5. Ford es la marca más elegida con seis unidades seguida por los checos de Skoda con cinco. Aquí también hay mucho que destacar. Inmediatamente a continuación de los dos WRC saldrá el mundialista Yoann Bonato con su Citroën DS3 R5. Tras él, cuatro Skoda Fabia R5 seguidos. Pierre Roché, poseedor también de un Mini JCW WRC pero sabedor de la ventaja de los R5 aquí, será el primero. Tras él, un tránsfugo del grupo PSA: Pierre Ragues. El Sébastien Loeb Racing colocará dos R5 en la salida del Touquet. Quentin Giordano, que como Ragues cambió al grupo PSA por la marca checa, estrenará el Fabia. Tras él, Charles Martin, su nuevo compañero de equipo con su antiguo Peugeot 208 T16 R5.

salanon antibes 2016

Fuera de la lista de R5 pueden verse varios nombres que ya son costumbre en el certamen galo de asfalto. Manu Guigou volverá a confiar en su Renault Clio R3T para intentar, como casi siempre, colocarse entre vehículos más potentes. Con idéntica montura saldrá Kevin van Deijne, que hace dos años disputó el Drive Dmack Trophy del mundial y que el año pasado probó suerte en la Clio R3T francesa. Más abajo, el vigente campeón de producción francés intentará revalidar el título. Jérôme Aymard seguirá con su Subaru Impreza N15 y con el Team Yacco. Como apunte interesante, el primer Porsche que saldrá a pista fue del ex-campeón nacional Gilles Nantet, el único piloto en la historia del hexágono que ha hecho frente a los WRC con un GT3.

En lo tocante al itinerario, el Rallye Le Touquet constará de 18 pruebas especiales entre la que se encuentra la mítica Front de Mer, la Súper Especial de dos kilómetros que es televisada y que se disputa, como su nombre indica, frente al mar. En total se completarán 210 kilómetros cronometrados.