Un programa con el Citroën C3 R5 como premio en la 208 Rally Cup

c3r5 premio208rallycup

La monomarca más importante del continente cambia su premio. Tras permanecer en un contacto directo con el European Rally Championship durante un lustro, la 208 Rally Cup ofertará un programa en el campeonato francés de asfalto a bordo de un Citroën C3 R5 en 2019.

No es una mala noticia. El equipo en el cual competirá el vencedor del campeonato será oficial, asistido tanto por la Federación nacional como por Citroën Racing. Así, la proyección estará directamente enfocada hacia la competición dentro de una estructura profesional, con la propia marca de los chevrones fijándose de lleno en los progresos de su piloto.

El propio Sébastien Loeb ha elogiado esta decisión, destacando que empezar el grueso de una carrera deportiva con un programa oficial dentro de un campeonato nacional es un hándicap óptimo para ganar experiencia rápidamente. "Sé de lo que hablo porque he pasado toda mi carrera conduciendo en Peugeot y en Citroën y eso me ha permitido claramente estar donde estoy hoydestacó el nueve veces campeón del mundo.