Yohan Rossel se apunta al campeonato francés de asfalto con un Hyundai i20 R5

rossel hyundai2018

Tras estar vinculado a Citroën desde prácticamente su primer rally, Yohan Rossel cambiará de marca de confianza para la temporada 2018. El joven piloto francés tendrá un programa completo en el campeonato nacional de asfalto con un Hyundai i20 R5. Esta ocasión se le presenta tras acabar cuarto en la general del año anterior y tras ser campeón del Citroën Racing Trophy en 2016.

Consagrado en Francia pero no en el mundial. Rossel, con Benoît Fulcrand a su derecha por quinta temporada consecutiva, y asistido por CPI Racing - Onyx Racing, buscará mejorar los resultados obtenidos a lo largo de 2017 en el hexágono. La unidad la pudo probar ya en el pasado Rallye du Var, donde acabó tercero superado únicamente por David Salanon (Ford Fiesta WRC) y por Sylvain Michel (Skoda Fabia R5).

La temporada 2018 se presenta como una de las más igualadas de los últimos tiempos en Francia. A priori, con la afluencia de pilotos rápidos y con monturas similares, podría ser un año muy interesante en cuanto a disputas rally a rally.