Kevin Abbring repite victoria en el campeonato belga

abbring 208r5 ypres2017

El Rally de Ypres figuraba en el calendario de Kevin Abbring como una de sus bestias negras. Jamás había ganado allí, en una de las citas más importantes de Bélgica y de Europa. El año pasado estrenaba en sus tramos el Hyundai i20 R5 sin sumar tiempos - como hicieron Neuville y Meeke años atrás con el 208 R5 y el Fiesta R5 -; en 2014 y 2015, alternándose en ambas ediciones los dos R5 del grupo PSA, no logró acabar: en 2014 por un problema mecánico y en 2015 por un accidente. Esta edición, al fin, ha logrado la tan ansiada victoria.

El primer líder del rally iba a ser Thierry Neuville, ex-compañero de equipo de Abbring en el mundial. El belga, con un Hyundai i20 R5 decorado de manera muy especial, tomaba ventaja y hacía valer su bagaje y su calidad hasta que una salida de pista le dejó fuera de juego. Bouffier (Skoda Fabia R5) agarraba entonces el liderato hasta que Abbring se colocaba líder tras los problemas de Bouffier y, como ya hizo en Wallonie, tiraba para ganar las dos jornadas del rally y terminar sumando 20 puntos, 10 por cada una.

Tras él acabó Vincent Verschueren (Skoda Fabia R5). El líder del certamen belga cerró un nuevo podio que le acerca mucho al título. Acumula ya 80 puntos por los 67 de Kris Princen. Con tres rallyes (Omloop Vlaanderen, East Belgian y Condroz-Huy) y 60 puntos en juego aún puede pasar cualquier cosa, pero pasado el segundo tercio de la campaña Verschueren se postula como el piloto más en forma para lograr ser campeón.

A Abbring y a Verschueren les acompañó en el podio Bernd Casier, que también está corriendo el Tour European Rally. Casier logró adelantar a Princen durante el último día para ganarse el tercer escalón. Paralelamente resultó campeón de la clasificación del TER por delante de Giandomenico Basso. El italiano lidera el campeonato, pero parece que el belga no se lo pondrá nada fácil.

Clasificación general