Kris Princen derrota a Kevin Abbring en el primer gran asalto del año

princen haspengouw2017

Bélgica, último fin de semana de febrero. El campeonato nacional de rallyes acaba de empezar con una triple amenaza, emulando aquellos combates de pressing catch. Tres amenazas en un mismo ring, el Rallye van Haspengouw. Dos con los mismos guantes: sendos Skoda Fabia R5. El otro con un Peugeot 208 T16 R5 oficial. El primer combate del año ha comenzado.

El precedente eran las declaraciones de Kris Princen los días anteriores a la prueba. Declaraciones donde hablaba de las marcas, donde criticaba su nula política de impulso hacia los jóvenes. Los hechos ganaban atractivo cuando Cédric Cherain, también piloto y también muy rápido, aunque ausente aquí, compartía sus palabras con un directo "para una vez que sus palabras reflejan la realidad". El Rallye van Haspengouw no podía arrancar con más alicientes extradeportivos.

Porque en lo deportivo hemos tenido espectáculo. Kris Princen, Vincent Verschueren y Kevin Abbring han sido los tres combatientes más rápidos de la cita de apertura del nacional belga. Ambos tres eran ya los favoritos sobre el papel y no han decepcionado, especialmente si hablamos de Princen, cuyo cambio de montura le ha dado un lavado de cara. Ahora, a bordo del Skoda Fabia R5, es muy peligroso.

Suyos han sido la mayoría de los scratch. Tan sólo ha cedido tiempo en el último bucle de la tarde, gracias a lo cual Verschueren pudo darle un susto. El también piloto de un Fabia R5, éste con algo más de experiencia sobre él, se ha quedado a menos de cinco segundos del vencedor, que decidía levantar el pie para asegurarse la victoria y para, de paso, alejar viejos fantasmas. Ha cerrado el podio el piloto de pruebas de Hyundai. Kevin Abbring no ha podido hacer nada ante la velocidad de los dos locales.

Lejos del tercer escalón terminaba Bert Cornelis con un Citroën DS3 R5. Tras él, quinto, uno de los mecenas señalados, para bien, por Princen: Guino Kenis, con el Mini JCW RRC ex-Jose Barbara y ex-Patrick Snijers. En sexta posición ha acabado Melissa Debackere, la primera mujer - y única - del rally, en una gran actuación tal y como acostumbra a hacer, con su Skoda Fabia R5.