Cédric Cherain, candidato para destronar a Freddy Loix en 2017

cherain condroz2017

Lo de Cherain no es nuevo. Lleva dos años dando avisos. Su calidad al volante ha quedado más que demostrada con tres victorias en dos temporadas, rompiendo el monopolio que ostentaba Freddy Loix de ganarlo todo. Quizá aún le falte un poco para alcanzar a uno de los mejores pilotos belgas de todos los tiempos, pero lo cierto es que poco a poco va empujando arriba para llegar a su nivel.

Destacar en Bélgica es difícil. En un nacional en el que participan pilotos de gran calibre y gran bagaje como Kris Princen o Freddy Loix es muy complicado hacerse notar. Tramos rápidos, sucios y rotos hechos para valientes es lo que se encuentran allí. No en vano el Ypres siempre ha sido una de las bestias negras del campeonato europeo junto con el Barum.

Cherain presentaba su candidatura a ser una cabeza de cartel del campeonato belga en 2014 cuando terminaba segundo el GEKO Ypres Rally. Hasta ese momento se había mantenido al margen con resultados discretos. Ese año volvía a repetir posición en el East Belgian, su rally fetiche, repitiendo la misma posición que alcanzaba en 2011 con un Renault Mégane RS N4. Terminaba segundo del nacional belga.

2015 fue una temporada francamente buena a bordo del Citroën DS3 R5. Ganaba el Rallye de Wallonie y realizaba una gran actuación en el Spa Rally. Cerraría la temporada con victoria en el Condroz con la versión WRC del Citroën DS3. Todo lo contrario ha resultado ser la primera mitad de esta temporada. Volvía a confiar en el Ford Fiesta R5 Evo que le daba el subcampeonato en 2014 y abandonaba en las tres primeras pruebas. Tras un noveno puesto en el Barum, Cherain volvía a cambiar de montura. Un Skoda Fabia R5 ex Freddy Loix y ex Xavier Bouche era la elección.

Las alegrías fueron instantáneas: vencía en el East Belgian gracias a un rally magnífico y sin errores. Este fin de semana, en el Condroz, lideraba holgadamente pasado el ecuador por delante de los mundialistas Craig Breen y Stéphane Lefebvre (ambos con sendos Citroën DS3 R5) cuando sufría un accidente. La sensación es que, de haber continuado, hubiera vencido. Y la sensación es también que, de seguir en esta línea, podría ser un férreo candidato a destronar a Loix en 2017.

"Vengo a ganar, no me interesaba abandonar este fin de semana. Vamos a preparar tranquilamente la temporada de 2017" comentaba a lavenir.net tras el rally.