EL futuro del WRC

El Mundial de Rallies está intentando definir sus reglas para 2011 y debe hacerlo en un tiempo muy breve, antes de mayo.

Está claro que los nuevos WRC se basarán en los S2000, pero si al principio se pensaba que las diferencias iban a ser cosméticas, las marcas quieren que entre los S2000 y los WRC haya diferencias claras que sean perceptibles visulamente y también se reflejen en las listas de tiempos de los tramos.

Los motores de ambas categorías serán 1.6 Turbo de inyección directa (aunque en los S2000 de 2011 aún se admitiría el 2 litros atmosférico), pero en los WRC dispondrán de una brida de turbo mayor y más presión de alimentación.

Además, la transmisión será diferencial, con mandos del cambio en el volante (aunque la transmisión podría ser común para todos como en los S2000), podrán tener frenos refrigerados por agua, un volante motor más ligero y en lo que concierna a la carrocería se equiparía con un gran alerón posterior similar a los actuales WRC, paragolpes delanteros en kevlar y cristales laterales posteriores. La telemetría, libre