William Wagner, operado tras su accidente en Córcega

wagner corse2017

A veces ocurre. En un deporte en el que se juega tanto con el límite suele suceder que éste se traspasa. Y, en ocasiones, las consecuencias son fatales. Este fin de semana se disputaba el Tour de Corse, primera cita del campeonato junior del mundial de rallyes, con un final anticipado y amargo para el joven William Wagner.

Tras lograr el subcampeonato de la 208 Rally Cup en 2016, Wagner cambiaba el vehículo de Peugeot por el R2T de Ford. Inscrito en Córcega, su objetivo era pelear arriba con Solans, Folb o Ciamin. El rally no empezaba bien para él, acusando problemas de potencia y perdiendo mucho tiempo. La primera jornada no terminó bien, y en la segunda intentaría pujar por el podio.

Las dos primeras especiales no discurrieron especialmente mal. Pero en el tercer tramo, durante la segunda pasada a los 48,7 kilómetros de La Porta - Valle di Rostino, sufriría un grave accidente y se vería obligado a abandonar. El equipo médico tuvo que entrar en acción. Cuando el belga salió del Ford Fiesta R2T tenía dolores de espalda. Posteriormente descubriría, previo estudio clínico, que su vértebra número siete había salido muy perjudicada.

William Wagner tuvo que ser operado durante cinco horas. Afortunadamente todo salió bien, y ahora le toca descansar. Su próxima cita iba a ser el Rallye Lyon-Charbonnières, segundo rally del campeonato nacional francés de asfalto, a bordo de un Ford Fiesta R5. No podrá disputarlo, y no sabe con exactitud cuándo volverá a la acción, aunque se prevé que esta temporada pueda perdérsela entera.