Andreas Mikkelsen volverá al mundial en Córcega

skodagraveltest febrero portugal2017

A nadie le gusta tener que bajar un escalón, o varios, tras haber estado sentado en la azotea del éxito, peleando codo con codo con los mejores pilotos del mundo. Pero este es un deporte curioso, injusto a veces, y buena fe de ello pueden dar Elfyn Evans o Andreas Mikkelsen, que saben lo que significa cambiar un World Rally Car por un R5. El noruego afronta un año difícil en el que, llegado el Rally de Córcega, volverá a enfundarse el casco y los guantes.

Ya lo hizo en Monte-Carlo, con el tema de la homologación del Volkswagen Polo R WRC 2017 aún sobre la mesa de debate de la FIA. Lo que hizo en la pruega monegasca fue un auténtico recital, un monólogo de tiempos rapidísimos, un aviso claro de que él no debe de estar en el WRC2. Ganaba de calle poco antes de que los equipos rechazaran definitivamente el protopipo de Volkswagen.

La siguiente noticia que tuvimos de Andreas fueron unas declaraciones en las que reconocía que no pensaba que debiera pagar por correr puesto que es un piloto profesional. Y no parece que vaya a hacerlo. Skoda ha vuelto a invitarle para que lleve en volandas su Fabia R5 en el rally francés. La semana pasada, de hecho, estuvo realizando unos test con el vehículo checo en Portugal.