La FIA estudia capar los WRC para los equipos privados

Brida WRC 2018

Tras el gran fracaso sufrido por el World Rally Car Trophy, copa mundialista reservada para que los pilotos privados pudiesen competir a los mandos de los WRC de penúltima generación y no perder inscripciones en el campeonato, la FIA se plantea limitar los WRC de última generación para que puedan ser utilizados por equipos privados.

Tal y como informa Autosport esta es la principal medida hablada en la última reunión de la federación, la medida consistiría en reducir la brida del turbo de los WRC de 36mm a 34mm, de forma que los coches que pilotasen los equipos privados no fueran tan competitivos y rápidos como los oficiales. Por el momento tanto M-Sport como Tommi Mäkinen se encuentran a favor de permitir a los equipos privados competir con los WRC de última generación, aunque este último discrepa en el punto de caparlos.

Estas eran las palabras de los dos preparadores que han decidido dar su opinión:

Malcolm Wilson: “No podemos vender los WRC, estamos ansiosos por ver cualquier opción que nos permita hacerlo y lograr los ingresos necesarios para competir al máximo nivel, realmente deseamos ver estos coches en los campeonatos nacionales”.

Tommi Mäkinen: “No estoy seguro de que los WRC sean demasiado peligrosos, pero sin duda sería interesante volver a verlos en lugares como el campeonato europeo de rallyes”.