Sébastien Ogier: 12 años de éxitos deportivos

Ogier debut auxerrois 2018

Tal día como hoy el pentacampeón del mundo de Rallyes debutaba en el mundo de los rallyes en el Rallye Terre L'Auxerrois con un Peugeot 206 XS participando en el consagrado 'Volant Peugeot'. 

Por aquel entonces, se iniciaba la que sería una de las duplas deportivas más famosas con númerosos éxitos. Rostros conocidos participaban en la temporada 2006, como Jérémi Ancían, Jean-Michel Raoux, Julien Saunier o Emmanuel Gascou. Ogier lograba ser noveno del Volant Peugeot, consiguiendo a lo largo de la temporada un tercer puesto como mejor resultado.

2007, año de su primer título: Tras un año de adaptación, la temporada 2007 significó para Ogier-Ingrassia el título del Volant Peugeot con cuatro victorias a lo largo de la temporada, cosechadas en el Rallye Terre du Diois, el Rallye Terre de Langres Haute-Marne, el Rally Terre des Causses y el Rallye Le Touquet Pas-de-Calais. Además, sumó dos segundos puestos en Alsace y en el Rallye Région Limousin.

En la temporada 2008, el francés daba el salto al Campeonato del Mundo, siendo el año en el que se mostraría al mundo como uno de los futuros campeones del mundo de Rallyes. Y así fue, con el Citroen C2 S1600 y el apoyo de la FFSA, Sébastien Ogier se proclamaba campeón Junior del WRC por delante de Aaron Burkart y Martin Prokop.

A partir de aquí, comenzaba en el WRC su andadura con los coches de máxima categoría; en 2009 bajo los colores del Citroen Junior WRT y pilotando el Citroen C4 WRC, conseguían como mejor resultado un segundo puesto en Grecia. En 2010 llegaría su primera victoria en el Rally de Portugal, a la que le seguiría un nuevo triunfo en Japón.

En 2011 escalaba al primer equipo y compartió asiento con su compatriota y tocayo 'Seb' Loeb, quien ya estaba llegando al final de su carrera deportiva en el WRC. Consiguiendo numerosos triunfos, Ogier finalizaba tercero en el WRC. 

En 2012, decide cambiar de aires y convertirse en piloto oficial de Volkswagen Motorport y, a pesar de no participar con un WRC, su papel con el Skoda Fabia S2000 fue importantísimo para que fuese posteriormente un coche ganador.

A partir del 2013, comenzó su hegemonía con el VW Polo R WRC hasta la temporada 2017 en la que la marcha de Volkswagen hacía que Malcolm Wilson fichara al campeón y sumase para M-Sport un título importante para la escuadra británica.