Jordania se recupera de las inundaciones

El temporal más intenso de los últimos 20 años dejó impracticables secciones enteras del itinerario del rallye

, algunas de ellas totalmente inundadas, pero gracias a una colaboración a nivel nacional entre el ejército, el Gobierno y la administración de Amman, coordinados con el comité organizador, en 10 días se ha conseguido volver a poner las cosas en su sitio.

“Aún nos queda mucho trabajo, pero el esfuerzo ha sido impresionante,” ha comentado Khaled Zakaria, jefe de carrera. “Las tormentas nos dejaron por delante un gran reto pero lo hemos llevado a cabo y el 90 por cien de los trabajos de reconstrucción ya están completados. Ha sido un increíble trabajo en equipo teniendo en cuenta los daños a los que nos enfrentábamos.”

No se ha cancelado ningún tramo, pero ha habido que alterar un poco el itinerario y a consecuencia de ello el charco cercano al Mar Muerto - popular entre miles de aficionados- no figurará en él. También ha habido una reducción en el total de Kilómetros cronometrados, que ha pasado de 346 a 339.

Por otro lado, la zona donde se tenía que ubicar el parque de asistencia sufrió importantes daños, pero ya se ha solucionado. El problema de Jordania se vio magnificado por el hecho de que la mayoría de los tramos del rallye se encuentran por debajo del nivel del mar, por lo que con las fuertes tormentas el agua cayó en forma de cascada sobre los caminos durante muchos días después incluso de que las lluvias hubieran cesado.

La prueba arrancará con la ceremonia de salida en la ciudad de Jerash, al norte de Amman, el 1 de abril. El primer día de competición los coches se dirigirán por el Valle del Jordán hasta la zona del Mar Muerto, donde se ubican las especiales cronometradas. El segundo y tercer día la acción se repartirá entre el Valle del Jordán y algunas áreas del Mar Muerto, mientras que el podio final se llevará a cabo en el parque de asistencia.