Vuelve en Azores el mejor Bruno Magalhães con victoria

magalhaes azores2017

Hacía siete años que Bruno Magalhães no ganaba en Azores. También hace siete años que no le vemos brillar tanto como este fin de semana. Un rally muy serio de principio a fin con remontada incluida del quinto puesto al primero. "¡No lo esperaba, es simplemente increíble! Gracias a todos por esta oportunidad, no tengo palabras" concluía el luso en la meta del último tramo.

Y es que la victoria viene acompañada de otro dato. Desde hace quince años estaba ligado a Peugeot. Bruno ha pilotado algunas de las mejores máquinas que ha dado la marca del león, y esta temporada ha sorprendido cambiando su Peugeot 208 T16 R5 por un Skoda Fabia R5. El resultado no ha podido ser mejor. Para muchos aficionados ver al piloto triunfar en otro vehículo que no sea uno de los de PSA es extraño, pero posiblemente tendremos que empezar a acostumbrarnos.

En lo tocante al rally, esta edición del Azores Airlines (o SATA Azores para los más puristas) se ha saldado con bastantes abandonos. Destacables son los de Kajetanowicz, que sufría un accidente el primer día instantes después de alcanzar el liderato; Lukyanuk, que corría parecida suerte durante el segundo; o Suárez, que en ambas jornadas, como su compañero López, ha tenido problema.

Precisamente Pepe, a pesar de sus problemas, ha terminado cuarto de la general y tercero en la división Junior U-28. El madrileño ha bordado un rally espectacular con una remontada épica para acabar en una posición más que dulce. "Tramos increíbles, niebla, barro, muchas cosas nuevas para nosotros. El podio en Junior es increíble" destacaba al terminar.

A Magalhães le han acompañado en el podio Marijan Griebel, con idéntica montura y vigente campeón del ERC Junior, y Josh Moffett con un Ford Fiesta R5. El ERC2 se ha ido para el local Luis Pimentel, que se ha encontrado con la victoria en el penúltimo tramo. Idéntica suerte ha corrido Chris Ingram en el ERC3 al abandonar Jari Huttunen en la última especial tras mantener con el británico una bonita lucha.