La experiencia de Alba Sánchez en Chipre

Catie Alba Chipre 2018

La copiloto leonesa tuvo la oportunidad de disputar el pasado fin de semana una cita del European Rally Championship, el segundo campeonato más importante a nivel internacional tras el WRC.

El escenario elegido fue Chipre, al lado de la joven británica Catie Munnings, quien sumaba su tercera participación en la superficie de tierra, con un Peugeot 208 R2 del equipo francés Saintéloc Racing. El objetivo estaba claro para ellas: vencer en el ERC Ladies Trophy y quedar lo más arriba posible en la categoría ERC3, destinada a los vehículos de tracción delantera.

Para Alba, era la primera vez que se sentaba a la derecha de la embajadora de Peugeot UK y también su debut en el certamen europeo. Para Catie, era la tercera vez que participaba en tierra y la primera vez que afrontaba el Rally de Chipre dentro del European Rally Championship, prueba no puntuable para el FIA ERC Junior Under 27 en la que Catie participa habitualmente. El equipo francés se desplazó a la cuarta cita del certamen con dos equipos, por un lado Pellier-Gombe y por otro Munnings-Sánchez.

Catie y Alba afrontaron las jornadas de reconocimientos ajustando el sistema de notas y perfilando estas en inglés, idioma que nunca antes había afrontado en sus anteriores carreras copilotando.

Ya en la Qualifying Stage demostraron a lo que habían ido. Catie Munnings era mucho más rápida, en casi 30 segundos, que su oponente, Emma Falcón. Ya el sábado se iniciaba la competición oficial, con tres tramos a doble pasada. En los 6, la dupla británica-española eran las más rápidas dentro del trofeo ERC Ladies Trophy y finalizando cuartas en la categoría ERC3 a 11.6 segundos del tercer clasificado. Durante esta etapa, se impusieron a los problemas de frenos y dos pinchazos.

En la segunda etapa, con algún que otro pinchazo, lograron llegar al parque cerrado final habiéndose compenetrado a la perfección tanto Catie como Alba en su primera participación, llegando a estar clasificadas en el segundo lugar de la clásificación entre las 2WD. Un balance perfecto, ya que la diferencia entre el mejor del 2WD y ellas era de 1.9 segundos por kilómetro.

Sin embargo, no todo iba a ser color de rosas, ya que una penalización de 15 minutos les lastraba completamente, finalizando en segunda posición del ERC Ladies Trophy y en la quinta dentro de la categoría ERC3.